lunes, 30 de mayo de 2011

TIEMPOS DE TRIADAS COSMICAS TRES ECLIPSES Y TRIPLE CRUZ COSMICA EN EL CIELO DE JUNIO - ALINEACIONES 2011 - 2012

En este Año del Q´oriquente – Colibri Dorado Estamos Viviendo en un Torbellino de Energias
Signadas por el Magico Numero Tres de los Andinos: Tres Eclipses y Una Triple Cruz Cosmica
Rumbo al Solsticio de Junio Ponemos atencion a las triadas que son las que nos señalan
donde buscar nuestras energias en estos tiempos !!!
El Sabado 18 de Junio Segundo Taller de Sanacion Chamanica Ritual con la Ceremonia del Inti Raymi
con Sahumo de Huehueteotl (Abuelo Fuego) Rumbo de Huitzilopotchli, la Voluntad, el Colibrí.
Los 3 eclipses

  • Junio 1 2011 | 21:16:11 TU | Parcial | Solar
  • Junio 15 2011 | 12:37 TU | Total | Lunar
  • Julio 1 2011 | 08:39:30 TU | Parcial | Solar
Fuente: NASA

VENIMOS DE LA ALINEACION ESPECIAL DEL 21 DE MAYO ESPADA DE DIOS PASAMOS AHORA EN JUNIO POR UNA TRIPLE CRUZ COSMICA Y NOS ENCAMINAMOS HACIA LA ALINEACION GALACTICA DEL 21 DE DICIEMBRE DEL 2012
La alineación de la Espada de Dios el 21 de Mayo de 2011, indica un comienzo de eventos.
Y la alineación galáctica del 21 de Diciembre de 2012, indica entonces el fin de esos eventos.
21 DE MAYO DE 2011 = COMIENZO DE EVENTOS
21 DE DICIEMBRE DE 2012=FIN DE EVENTOS
El 26 de junio, con la luna llena se produce un eclipse y alineación sobre el eje galáctico, lo cual permite el ingreso de las energías de luz de alta frecuencia que remueven lo viejo y activan el despertar de nuestras memorias espirituales.

Estos movimientos estelares, sin duda friccionan sobre las conciencias en conflicto. No va a ser sencillo para los espíritus dormidos, ni para los egos que quieren seguir sosteniendo el poder. Están involucrados los planetas transpersonales Urano y Plutón, quienes señalan los momentos de grandes cambios en las estructuras mundiales. Habrá una extrema tensión y presión, donde los supuestos líderes mundiales querrán tomar decisiones para seguir sosteniendo el viejo orden mundial. Lo lamentamos por ellos y por todos los que quedarán sometidos a estas decisiones, pero Urano y Plutón no quieren saber nada más con la civilización en decadencia; ellos son los que están detrás de las crisis financieras, políticas y sociales. ¿Denunciaremos los míticos Plutón y a Urano porque están incitando a los grupos que buscan su libertad a toda costa?

El cambio está en marcha, no hay poder ni tecnología humana que pueda frenar el poder de las energías que llegan desde el cosmos. El salto cuántico de conciencia es esto que estás viviendo. Es el nacimiento de un nuevo Cielo y una nueva Tierra.

Estamos ingresando definitivamente en un campo de luz eterna que activa nuestras estructuras moleculares, acelerando procesos de trasmutación y transformación. Al aumentar la luz fotónica en nuestro mundo, se descarga la densidad. Todo se ve, todo sale a la luz. Los secretos guardados durante generaciones están siendo develados y liberando a muchos seres de pesadas cargas. Las memorias genéticas o patrones de enfermedades de vidas pasadas y de esta vida comenzaron a liberarse también. El ser humano en conciencia toma su poder personal para dirigir su vida.

Todo trabajo interno por activar el cuerpo de luz, practicar diferentes técnicas de activación energética y espiritual va a ser lo mas importante en esta época. Ya no es momento de evadirse de la realidad, porque la realidad espiritual está aquí, dentro de nosotros.

Estas nuevas energías llevan a la humanidad hacia cambios profundos e impensados por quienes aún están dormidos. Los pueblos y las naciones tendrán que hacer elecciones. Y cada uno de nosotros también. Al cabo de los próximos 3 meses no seremos los mismos.

Es momento de elecciones personales para cada alma. Nos estamos muriendo a la vieja manera de vivir. Sólo los audaces visionarios tendrán la fortaleza de animarse a experimentar las nuevas formas de vida.

¿Suena difícil? Si tratas de entender lo que vendrá desde la mente racional no lo comprenderás. Hay que pasar el aprendizaje por la energía del centro corazón, que es la zona donde se integran las experiencias de la cabeza y los sentimientos.

Cada uno elegirá según sus posibilidades evolutivas, seguir en la supervivencia, el miedo, y el sufrimiento o se decide a experimentar que significa vivir en la luz.

El cuerpo físico sentirá los impactos de la llegada de la luz: habrá sensaciones físicas bastante intensas. La presencia de Júpiter y Urano en el signo de Aries producirá mucha actividad o dolor en áreas de la cabeza, cuello, hombros, garganta y tiroides, como así también serios problemas de salud, tumores o accidentes cerebro vasculares. Se intensificarán los estados de cansancio excesivo, necesidad de dormir más horas, el cuerpo necesita asimilar las nuevas energías a través del descanso. La presión energética que recibiremos afectará directamente las emocionales.Tendencia a los estallidos incontenibles, depresiones imprevistas, síntomas de pánico. Las relaciones y vínculos personales también se verán muy comprometidos en estos meses, como así también los movimientos sociales buscando un nuevo espacio de libertad.
TRIPLE CRUZ CÓSMICA Junio-Julio -2011
 No es una sola cruz, sino tres que se van sucediendo. La primera, comienza el día 23 de Junio y alcanza su máximo grado de perfección el día 30-06-2011. Los planetas que la constituyen son: Sol en Cáncer, oposición a Plutón en Capricornio – Urano en Aries, oposición a Saturno en Libra. Precisamente el día 30, intervienen en conjunción con el Sol, Venus y la Luna.

El día 1-07-2011, la Luna hace una segunda cruz con Plutón, Urano y Saturno.

Terminando el día 5-07-2011 y cuando la primera cruz todavía no se ha deshecho, Venus configura una tercera cruz con Plutón, Urano y Saturno, que finaliza el 14-07.



Gráfico de la Cruz cósmica el día 30-06-2011, con el Sol, Venus y la Luna en conjunción

Para los que les atrae la astrología......

El día 7 de julio de 2011 el universo nos presentará una triple cruz cósmica del tipo Cardinal (adjunto el mandala para ese día, en Argentina). Los planetas que intervienen son Urano, Plutón, Sol, Venus, Saturno y Luna.

Abajo adjunto, al respecto, una síntesis del autor Bill Tierney (Dinámica y análisis de los aspectos astrológicos).

Libro: Dinámica y análisis de los aspectos.
Autor: Bil Tierney

Capitulo 6
LA GRAN CUADRATURA Y EL RECTÁNGULO MÍSTICO

La Gran Cuadratura se forma técnicamente cuando dos oposiciones se cuadran, creando una amplia configuración de cuadratura en la carta. Desde un punto de vista ideal, los cuatros planetas se ubicarán en la misma cualidad. No es un esquema común en astrología, aunque no es tan raro como el Gran Sextil. A menudo se la considera una configuración difícil, puede ser muy restrictiva y autolimitadora para aquel individuo que muestra poca capacidad de autodisciplina y moderación. Deberá luchar bajo condiciones frustrantes, de su propia hechura, que lo forzarán a saber dirigir adecuadamente sus energías vitales, en caso contrario, correrá el riesgo de dispersarse y perder fuerzas (en especial con la Gran Cuadratura Mutable). A medida que se concentre en cómo utilizar mejor su poderoso campo de energías, irá descubriendo su reserva de fuerza interior.
 Si esta configuración se administra mal, la vida parecerá llena de inarmonías internas y de tensiones que crearán situaciones externas cargadas de responsabilidades y de aprietos. Dado que una Gran Cuadratura está compuesta por cuatro de las mismas, creará un sentimiento interior de fricción, esfuerzo, y presión. La convergencia dinámica de fuerzas generadas puede brindar la cantidad necesaria de combustible psicológico requerido para sentirse monopolizado por un estilo de vida de propósito definido. Como sea que la Gran Cuadratura está compuesta también por dos oposiciones, permite desarrollar una percepción mayor de las relaciones sociales. Estas oposiciones ofrecen la perspectiva, el equilibrio, y la estabilidad necesarios para llegar a una armonía interna. O pueden crear conflictos en las relaciones que provoquen antagonismo y desavenencias, trayéndonos energías negativas a través de las acciones ajenas. Mucho dependerá de las decisiones del individuo y de la forma en que resuelva este complejo dilema. La Gran Cuadratura ejercerá una gran influencia en un sentido o en el otro. Sugiere la presencia de complicadas y cruciales lecciones kármicas que responderán a la cualidad, ya las Casas que ocupen los planetas implicados.

 LA GRAN CUADRATURA CARDINAL
 Esta configuración parece operar más fácilmente cuando el individuo se ocupa de asuntos de naturaleza enérgica, vigorosa, y activa. La tensión de las cuatro cuadraturas incrementa el temperamento de por sí impaciente y dogmático de esta cualidad. Llevarán al individuo a iniciar acciones precipitadas, aunque poco cautas. La agitación lo empujará a estar siempre activo, pero el exceso de energía no lo dejará terminar lo que haya comenzado impulsivamente. Iniciará los proyectos con un grado de empuje e impulso superiores a la media, pero carecerá de la constancia necesaria para concluir lo empezado. Las dos oposiciones indican que los demás le obligarán a que sea más controlado, confiable, y consistente. Aunque opte por resistir abiertamente las presiones para disciplinarlo y haga lo que desea, rara vez tiene una idea definida y funcional de lo que quiere.
 Las oposiciones cardinales nos previenen que la cooperación y la consideración hacia los demás son determinantes para que se puedan cumplir con éxito nuestros objetivos. Primero debe aprender a compartir gustosamente las actividades de los demás ya cultivar la sociabilidad, luego lo ayudarán a lograr sus metas. Aprendiendo a controlar su tremenda reserva de energías ya utilizar su sentido común en lo que emprenda, podrá evitar las trampas usuales de esta Gran Cuadratura (que son la impetuosidad, las acciones temerarios, la elección equivocada del momento, la confianza exagerada en sí mismo, y las confrontaciones directas con los demás. También puede indicar una propensión a los accidentes debido a la impulsividad, especialmente si Marte y/o Urano forman parte de la configuración). En general, mostrará una sobredosis de empuje, impulso y agresividad. La ambición para triunfar es muy fuerte, así como la vena competitiva que le asegurará el éxito en el campo al que se dedique con tesón. Si no recapacita sobre sus impulsos naturales creará con facilidad desorden y un ambiente de nerviosismo. Será una encarnación significativa llena de crisis y de relaciones cambiantes que le exigirá acciones rápidas y decisivas. A nivel físico, la vida será extenuante.
 Aunque a menudo se verá frustrado por los obstáculos que bloquean su acción directa en la expresión de sus necesidades conscientes, el individuo aprenderá con el tiempo a aplicar su temperamento emprendedor, obcecado con mayor persistencia para sortear un objetivo significativo por vez. Esto le exigirá reprimir su hiperactividad natural y aprender a ir más despacio. Las lecciones importantes de la Gran Cuadratura Cardinal son: el desarrollo de la paciencia, la serenidad interior, el aguante, la firmeza, y el aprendizaje de cómo organizar mejor el tiempo y la energía. Sin estas cualidades, esta persona tiende a precipitarse en nuevas actividades antes de que los proyectos presentes puedan florecer por completo. Debido a la falta de planeamiento, no puede alcanzar sus logros. Cuando actúa muy prematuramente o con demasiada urgencia, sus acciones no producen resultados satisfactorios. Tiene mucha energía para quemar, pero sin centrarse, sólo provocará destellos de corta duración que morirán con rapidez. (Douglas Fairbanks, Jr., Mickey Mantle).

LA GRAN CUADRATURATURA
 Esta configuración podría considerarse como la más exasperante y difícil cruz que se pueda soportar, ya que señala actitudes en nuestra conciencia que han sido durante varias encarnaciones puntos conflictivos repetitivos. Ahora se manifestarán como problemas muy enraizados y difíciles de erradicar que exigirán toda nuestra concentración. La Gran Cuadratura Fija tiende a usar sus poderosas energías en el terreno de la voluntad y del deseo, creando ilustraciones interiores que suelen producir crisis emocionales. Las cuatro cuadraturas intensifican el poder de la voluntad y la inflexible fijeza de esta cualidad. La tendencia es a comprimir los sentimientos ya fortificar la voluntad hasta tal punto que las presiones se internalizan en los niveles más profundos de la psique, resultando de ello bloqueos o inhibiciones. Los sentimientos se pueden cristalizar. Necesitará flexibilidad emocional para no volverse demasiado arraigado a sus hábitos.
Las dos oposiciones reflejan conflictos centrados en la posesividad y en la firme resistencia al compromiso o a compartir con los demás. El individuo deberá aprender a ser menos obcecado y absolutista en sus exigencias si desea que las relaciones funcionen de manera mutuamente satisfactoria. Aunque la Gran Cuadratura Fija sugiere una poderosa fuerza interna, una terrible determinación y una habilidad planificadora maestra, también indica rigidez y un .temperamento demasiado rutinario como para realizar los ajustes necesarios. Será desafiado para que realice los cambios indispensables, se adapte a los demás, y busque activamente nuevas alternativas de autoexpresión. A diferencia de la Gran Cuadratura Cardinal, que tiene dificultades para motivarse a terminar los proyectos que inicia con tanta premura, la Gran Cuadratura Fija también reúne muchas actividades pero se esfuerza desesperadamente por dominarlo todo al mismo tiempo, puede abusar de su resistencia fenomenal y de su tenaz persistencia. No quiere perder el control de sus intereses personales y rara vez permitirá que los demás se hagan cargo de sus asuntos. Si Marte, Urano, o Plutón forman parte de esta configuración, se enfatizarán la intolerancia, el comportamiento dictatorial, y la obsesión por el poder (especialmente en los asuntos de las Casas implicadas).
 Ésta es la Gran Cuadratura del extremismo, la energía que genera puede expresarse a través de la mayor devoción y motivación, o la peor crueldad y degradación. En esta encamación, el individuo se siente presionado constantemente para -purificar su potente naturaleza sentimental y para limpiarse de todos los prolongados resentimientos, hostilidades, celos, y odios ulcerados que cobija en su interior. Las desarmonías emocionales interiores que confronta pueden con facilidad volver sus congestionadas energías hacia el cuerpo físico, manifestándose como problemas de salud psicosomáticos que implican la acumulación de toxinas que no serán fácilmente eliminadas. Usualmente, las partes del cuerpo que corresponden a los cuatro signos fijos serán las más vulnerables. Las enfermedades que se originan en las tensiones de la Gran Cuadratura serán probablemente de naturaleza crónica o incurable, ya que los factores tensionales que hallamos aquí están muy enraizados y son muy difíciles de alterar. Los síntomas problemáticos pueden volverse crónicos. La vida le enseñará inevitablemente cómo suavizar su voluntad y cómo abrir su corazón aun nivel de amor más universal. Una vez que se dedica con seriedad aun servicio espiritual y elevado con un sentido consciente de altruismo, podrá romper la cristalización destructiva de esta configuración. Al aceptar la vida en sus propios términos con un sentido de compasión y comprensión en vez de forzarla a satisfacer sus propias exigencias irresponsables, se convertirá en un factor estabilizador para muchos. (Mao Tse-Tung, Albert Schweitzer).

LA GRAN CUADRATURA MUTABLE
 Esta inquieta configuración parece operar mejor en los campos de la expresión mental. Sin embargo, la tensión creada por las cuatro cuadraturas a menudo se manifiesta como un gran nerviosismo y una inquietud extrema, aunque también realza la percepción del individuo y el vigor mental. El principal problema de esta Gran Cuadratura es su inclinación a tener una gama de intereses demasiado vasta como para que el individuo pueda contenerlos en sí mismo con éxito y controlarlos. Aunque sabe de todo y es una compañía estimulante, será probablemente inconsistente y poco metódico en la ejecución de sus planes. La Gran Cuadratura Mutable provoca frustraciones debido a su variabilidad, escaso poder de concentración, indecisión, sugestilidad negativa, y una tendencia a ceder a las presiones externas en vez de resistir o aceptar el desafío. Este individuo es propenso ala ultraadaptación, ajustándose a situaciones que no lo benefician y, aunque busque el significado inteligente y el propósito, rara vez se disciplina lo suficiente como para aplicar el conocimiento que reúne al azar.
 Las dos oposiciones denotan que el individuo necesita integrar más profundamente su sentido de análisis lógico y su habilidad racional (mente concreta) con su potencial de fe y sus conceptos teóricos o creencias (mente abstracta) a fin de comunicar con éxito su potencial. Su tendencia es a oscilar, vacilar, y permanecer inseguro acerca de cuáles son sus necesidades en las relaciones. Esto puede crear en sus uniones una inestabilidad añadida o una falta de confiabilidad, que entonces creará conflictos. La Gran Cuadratura Mutable no presenta un impulso directo por activar las energías a la manera dinámica de la Gran Cuadratura Cardinal. Ni despliega el acercamiento firme y consolidador hacia el poder y el control que posee la organizada Gran Cuadratura Fija. Sin embargo, puede sensibilizar al individuo para responder con un grado de conciencia más refinado, aunque a menudo la persona se sentirá preocupada o aprensiva acerca de las diversas facetas del conflicto que no pueda resolver mentalmente.
 Esto puede producir una gran tensión nerviosa que agotará y consumirá su vitalidad (particularmente con Mercurio, Marte, Saturno, y los planetas de la Octava Superior ocupando los signos de Géminis y Piscis, ya que los signos de aire y agua no se estabilizan ni centran con facilidad).
 Las tensiones deteriorarán o perjudicarán el uso de sus facultades intelectuales hasta que haga un esfuerzo activo y consciente por enderezar y profundizar su mentalidad. Esto significará aplicar una discriminación mayor y juicio a los asuntos que se relacionan con los planetas implicados. Para evitar, dar inacabables giros mentales o carecer de dirección, deberá aprender a controlar la expresión de su mente. Dado que la paz de la mente es difícil de conseguir, se beneficiaría si practicase la meditación, la contemplación, y el autoanálisis reflexivo. Para mí, esta Gran Cuadratura es como un molino de viento en medio de un huracán. Aunque produce variedad y mucho talento (a veces incluso una sobrecarga de habilidades mentales y capacidades), esta persona rara vez se centra en algo con la intensidad suficiente como para dominar las técnicas o desarrollar un estilo de expresión definido y personal. Quizás la mayor desventaja de este tipo de Gran Cuadratura sea su falta de convicción y de empuje para superar las condiciones externas limitadora". En vez de ello, se adapta a cualquier situación existente, aunque sea negativa o poco dinámica. Las enfermedades pueden expresarse a través del sistema respiratorio (el que está íntimamente ligado con el proceso mental), del nervioso, y también de la mente.
 Los síntomas vienen y sé van, no son crónicos y permanentes como en el caso de la Gran Cuadratura Fija, ni agudos y críticos como en la Gran Cuadratura Cardinal. Esta Gran Cuadratura elimina las tensiones a través del esfuerzo creativo en el campo educativo y de la comunicación. (Nathaniel West, Evelyn Waugh).

LA GRAN CUADRATURA DISOCIADA
 Si al menos uno de los planetas de la Gran Cuadratura se ubica en un signo de cualidad diferente, la configuración será Disociada. En ese caso, no se forman cuatro cuadraturas naturales, ni una de las oposiciones estará formada por opuestos polares. Así es como una de las oposiciones presentará un tono de quincucio. El planeta fuera de signo creará un aspecto de trígono a uno de los planetas más un aspecto de sextil al otro planeta. Las sub-influencias del trígono y del sextil pueden ayudar a disipar el nivel de frustración (psicológico, no circunstancial) con una actitud más flexible y creativa en la expresión de los factores tensionales indicados, o dispersará más la conciencia de manera que el individuo evitará la confrontación directa y forzosa tal cual exigen las cuadraturas.
 El quincucio impedirá que las tensiones se definan con nitidez, las presiones normales de la Gran Cuadratura irán perdiendo la intensidad necesaria para desarrollar una percepción plena de cómo confrontar y resolver estos asuntos. Pero considerando la naturaleza ajustable del quincucio, la fluidez y la inspiración del trígono, y la flexibilidad del sextil una Gran Cuadratura Disociada Fija ayudará a minimizar la rigidez y la resistencia al cambio. Operará con más facilidad que la normal, Por otra parte, estas influencias en el caso de la Gran Cuadratura Disociada Mutable operarán en contra de los intereses del individuo, por razones obvias. Al igual que el Gran Trígono, la Gran Cuadratura puede  considerarse como una configuración cerrada, con gran capacidad para la autorrepresión. En este caso, puede acentuar la inquietud general de esta configuración (mientras que la autorrepresión del Gran Trígono se siente más protectora). Por lo tanto, cualquier planeta exterior que se halle en trígono, sextil, o incluso quintil a uno de los cuatro planetas de la Gran Cuadratura puede convertirse en una fuente de alivio, ayudando al individuo a canalizar constructivamente esas energías. Si varios planetas poseen ese tipo de aspectos, observe la naturaleza del que se encuentre en orbe más exacto (y especialmente si también rige un ángulo de la carta y/o aspecta a más de uno de los planetas de la Gran Cuadratura).
 El planeta que ayudó al devoto humanitario Albert Schweitzer a transmutar la tensión de su Gran Cuadratura Fija fue Venus, (que representa el amor, el espíritu misionero, la inspiración, la benevolencia, y el carisma), regente de su Ascendente Libra dándole humanidad y preocupación por la sociedad (sugiriendo acciones personales y esfuerzos en beneficio de los demás).
 LA GRAN CUADRATURA QUE INVOLUCRA A LOS ANGULOS
 Cuando la Gran Cuadratura está formada por tres planetas en diferentes puntos de la carta más el Ascendente, señala a un individuo que experimentará dificultades enormes para afianzar su identidad personal en el medio ambiente. Las crisis mayores lo presionarán fuertemente para confrontar y alterar sus conceptos de autoimagen. La mayor diferencia entre esta versión de la Gran Cuadratura y la normal, es que en este caso está implicado un ángulo y no un planeta. Aunque el ASC y el MC pueden ser tan importantes en su influencia como un planeta, no representan impulsos dinámicos que requieran ser expresados. En vez de ello, y según el signo en que se ubiquen, estos ángulos describirán nuestra actitud en relación con las condiciones externas que debamos confrontar. En otras palabras, los ángulos no despiden energía, pero son más receptivos alas fuerzas generadas fuera de nuestro campo de conciencia. En este caso, los impulsos de los tres planetas interactúan con un gran nivel de tensión y se filtran a través del ASC, según la expresión indicada por el signo ascendente. Lo mismo ocurre con el MC cuando se relaciona con la Gran Cuadratura. Este tipo de Gran Cuadratura posee una dirección y un foco, de los que carece la versión normal. Debido a ese interés por lo externo, las tensiones provocadas por tal configuración se liberarán a través de diversas actividades, a menudo según las características indicadas por el signo ASC. No quiere decir que sean manejados mejor, sino que son menos propensos a la autorrepresión interna. Las poderosas energías de la Gran Cuadratura indican que la presencia del individuo es sentida con intensidad por los demás, para bien o para mal. Este tipo de Gran Cuadratura es más objetiva que la formada solamente por planetas (dado que el ASC es parte del eje ASC-DESC u oposición. sugiriendo una percepción externa).
 Cuando el MC es uno de los cuatro puntos vitales de la Gran Cuadratura, señala aun individuo con un poderoso potencial para el campo de la profesión, del status quo social, de las ambiciones públicas, y del control mundano. Trabajará dinámicamente para lograr sus objetivos de manera demasiado agresiva y obcecada (Gran Cuadratura Cardinal), buscando el poder, manipulando, o dominando (Gran Cuadratura Fija), o de forma errática, inconsistente, y poco práctica (Gran Cuadratura Mutable). Sin embargo, el MC como punto focal de la Gran Cuadratura da al individuo la capacidad de canalizar sus impulsos urgentes hacia los desafíos mundanos. Expresada positivamente, esta configuración indicará un potencial para conseguir grandes logros una vez que el individuo ha sido capaz de superar sus desventajas iniciales. En general, estos dos tipos de Grandes Cuadraturas modificadas sugieren una habilidad mayor para exteriorizar las agudas tensiones de una manera menos difusa y dispersa. Me parece que cualquier Gran configuración necesita preocuparse por metas u objetivos mayores (todo proyecto social que permita al individuo salir del estrecho marco de sus intereses) si uno desea beneficiarse de esa enorme carga de energía. Estas configuraciones necesitan actividades apropiadas para mostrar su grandeza.

La clave está en el corazón, permanecer centrados en armonia, paz y amor POR ENCIMA DE LO QUE PASE EN NUESTRO ENTORNO.


Agradecemos la Colaboracion del profesor Fabio Blanco y de Gabriel Mourelle para este articulo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada